• Secuelas psicológicas del aborto. Por nuestro derecho a decidir.

    Escrito el 6 junio, 2012 por en Mujeres, Psicología, Salud, Sexualidad

     

    Entendemos que algunas sensibilidades se escamen cuando oyen esta frase, porque su religión es distinta a la que nosotras profesamos (ninguna), y porque consideran esencialmente que abortar es un pecado y gordo.

    No queremos  ofender ni burlarnos de esas creencias,  porque cada uno tiene las suyas y como psicólogas pensamos que cada una, con quien debe estar a gusto, es consigo misma.

    Y de eso es de lo que se trata. Cuando queremos que se mantenga la ley de plazos es para que cada mujer pueda decidir libremente y en conciencia (como debe hacerse todo en la vida, por otra parte),  si interrumpe el embarazo o no. Quien considere que hacerlo es un pecado no lo hará, y tomará la decisión de ser madre. Pero habrá otras mujeres que opten por no serlo. Simplemente porque tienen derecho y la maternidad debe ser algo libre y por tanto, elegido. Lamentablemente esto no significa que lo vayan a hacer sin dolor, porque en esta sociedad interrumpir un embarazo está cargado de estigmas para la mujer que lo hace (siente que Dios le va a castigar y que cuando quiera tener hijos no va a poder,  que igual tienen razón esos que dicen que está matando a un ser…). Y por muy feminista que sea esta mujer, se sorprende teniendo estos pensamientos. Pero si no creo en Dios!!!!!!

    Por este segundo motivo nos parece más importante defender la ley de plazos, para que se deje de condenar socialmente e ir alejando de la cabeza de tantas mujeres esa pena y ese miedo al castigo después de haber hecho algo malo. Aunque tardará mucho tiempo. Todavía hay muchas mujeres que creen que tienen que alegar algo para separarse y tienen que encontrar unos motivos suficientemente sólidos para que el juez lo entienda.  Otras tantas piensan que deben complacer a su marido en la cama, ya se sabe “el débito conyugal”, y si no lo hacen, sienten que no están cumpliendo como mujer. Las leyes que están detrás de estos pensamientos han desaparecido ya hace 30 años la más nueva, pero los conceptos que transmiten las leyen se interiorizan, se heredan, y perduran más que la propia ley.

    Por esto, pedimos que apoyeis este manifiesto por el derecho a decidir, y por el derecho a que un aborto no deje secuelas psicológicas:

    http://nosotrasdecidimos.org/manifiesto/#mmf-f2-p26-o1

    “Hay muchos púlpitos, pero también muchas organizaciones de mujeres”

    Comentarios

    Powered by Facebook Comments

    Entrada etiquetada con , , , ,

Si te ha gustado este artículo, compártelo!